Qualcomm presenta nuevos SoCs y procesadores para dispositivos móviles e Inteligencia Artificial.

Qualcomm ha presentado, en el marco de su evento anual AI Day en San Francisco (California), tres nuevos modelos de SoC para dispositivos móviles (Snapdragon 665, 730 y 730G) y un procesador de señal diseñado específicamente para edge computing y centros de datos, el Cloud AI 100.

Los tres primeros, según VentureBeat, cuentan con núcleos con mayor eficiencia energética y gráficos más rápidos, y están preparados para funcionar con todo tipo de tareas que se ejecuten en los dispositivos que se integren, desde la fotografía o los juegos hasta la Inteligencia Artificial.

Snapdragon 665, 730 y 6730G.

El SoC Snapdragon 665, con tecnología de 11 nanómetros, cuenta con núcleos Kryo 260 (se desconoce cuántos exactamente, probablemente ocho), y con el procesador de imagen Spectra 160 ISP, lo que según Qualcomm le permite hacer funcionar hasta tres cámaras con una resolución máxima de 48 megapíxeles.

Lleva la GPU Adreno 610, compatible con Wulkan 1.1, y el módem X12 LTE, que soporta WiFi 802.11ac y alcanza una velocidad de descarga máxima de 600 Mbps y de subida de 150 Mbps. Este SoC está preparado para el procesado de Inteligencia Artificial en el dispositivo en el que se integre, gracias al coprocesador Hexagon 686 DSP y a las extensiones Hexagon Vector integradas.

Este coprocesador es parte de lo que Qualcomm llama AI Engine, un framework de computación que delega, de manera inteligente, las tareas de procesado entre varios de los componentes del chipset: el DSP Hexagon, el hub de sensores, el procesador central, el de señal de imagen, y la GPU.

En cuanto al SnapDragon 730, es el segundo chip de la serie 700, que vio la luz en febrero de 2018. Fabricado a partir de un proceso de 8 nanómetros, integra núcleos Kryo 470, un procesador de señal de imagen Spectra 350, el chip gráfico Adreno 618 (con el driver gráfico Vulkan 1.1) y el coprocesador Hexagon 688 DSP. Además, integra la tecnología de Seguridad del procesador de Qualcomm. Su chip gráfico lleva unidades aritmetico-lógicas adicionales, lo que contribuye a la aceleración de las cargas de trabajo de Inteligencia Artificial en el dispositivo.

Por otra parte, lleva el nuevo códec de audio de Qualcomm, capaz de reconocer diversas palabras clave, como Alexa o Ok Google, además de contar con un mejor reconocimiento de voz, mejorado gracias a la Inteligencia Artificial. Además, puede recoger voces desde lejos con poca potencia. Incluso en entornos ruidosos.

Gracias a su procesador de imagen Spectra, los dispositivos con este SoC pueden capturar imágenes de hasta 192 megapíxeles, vídeo 4K HDR y grabaciones de hasta 960 frames por segundo a 720p. También soporta reconocimiento óptico de caracteres. Este modelo de Snapdragon cuenta con un renderizado de gráficos un 25% superior al conseguido con un Snapdragon 710, y con un rendimiento de CPU un 35% más veloz. Además, ofrece el doble de potencia en las tareas que implican trabajo con Inteligencia Artificial.

Dispone del módem X15 LTE, que alcanza 800 Mbps en descarga y los 150 Mbps en subida. Y junto con su variante, el Snapdragon 730G, soporta WiFi 6. Este modelo de SoC tiene un diseño idéntico al 730. Lo mismo sucede con sus componentes, salvo con algunas funciones centradas en aumentar su potencia de cara a juegos. Está optimizado para poder ejecutar juegos con un requerimiento gráfico elevado, y ofrece un renderizado hasta un 15% más rápido que el del Snapdragon 730. Lleva extensiones “anti trampas”, y un gestor de red wireless que reduce la latencia de manera automática.

Tanto el Snapdragon 730 como el 730G ya están listos para salir al mercado, y los primeros dispositivos que los integren estarán disponibles a lo largo del segundo trimestre de este año. Mientras, los smartphones y tablets con el Snapdragon 665, que estará pronto disponible, llegarán a las tiendas poco después.

Cloud AI 100, un procesador para centros de datos.

Junto a estos tres procesadores, Qualcomm ha anunciado, tal como recoge VentureBeat, otro pensado para Inteligencia Artificial y centros de datos: Qualcomm Cloud AI 100. Especialmente preparado para la nube y para edge computing, ha sido diseñado específicamente para el proceso de inferencias de Inteligencia Artificial. Sus primeras unidades comenzarán a desarrollarse en la segunda mitad de este año, y entrará en producción en 2020.

Estará disponible con distintos módulos, factores de forma y niveles de potencia, e integrará una amplia gama de herramientas de desarrollo. Además, soporta diversos frameworks de machine learning. Entre ellos TensorFlow de Google, PyTorch de Facebook, Paddle Paddle de Baidu y el Cognitive Toolkit de Microsoft.

Según estimaciones de Qualcomm, este procesador, diseñado a partir de la tecnología de 7 nanómetros, tendrá un rendimiento pico entre 3 y 50 veces superior al de los Snapdragon 820 y 855. Además, asegura que, comparado con los arrays FPG A (circuitos integrados diseñados para su configuración tras ser fabricados), es capaz de inferenciar tareas 10 veces más rápido de media. (Fuente: Muy Computer Pro)